5 lecciones de las redes sociales para la iglesia

5 lecciones de las redes sociales para la iglesia

Caminemos con la gente

Reemplacemos la eclesiología del púlpito por la eclesiología de las redes sociales. Las redes sociales como una nueva metáfora de hacer ministerio pueden enseñarnos por lo menos las siguientes 5 lecciones:

  1. Participar
    Las redes sociales dan protagonismo a todos. Nivela. Le hace un downgrade al púlpito y un upgrade al pueblo. Facilita el sacerdocio de todos (1 Pedro 2:9). Exige la responsabilidad de todos.
  2. Conversar
    El lenguaje de las redes sociales invita a la conversación franca y abierta. Recomendar. Comentar. Compartir. Gustar. Seguir. Círculos y amigos en constante conversación. Los emoticons crean un lenguaje nuevo para comunicar nuestros estados de ánimo en una nueva era de alfabetismo visual. Retuitear es la forma corta del viejo dicho “Me lo dijo un pajarito.”
  3. Editar
    Reconócelo. Quieras o no, ya estás en la red. ¿Qué va a encontrar la gente cuando te busquen? El Espíritu Santo edita tu vida y tu historia pero tú tienes la oportunidad de editar tus perfiles para que la gente conozca al transformado tú. Esta es una oportunidad sin precedentes.
  4. Heredar
    Somos la primera generación en la historia de la humanidad por dejar un legado digital. Es nuestra responsabilidad dejar una herencia digital que señale a Cristo y Su poder para transformar la vida. ¿Qué va a decir la red de ti cuando faltes? Es obvio que la tía no actualizó su perfil sino un familiar, entonces ¿Quién será el depositario de tu herencia digital? ¿Quién editará tu perfil cuando no estés?
  5. Escuchar
    ¿Cuándo fue la última vez que el predicador te preguntó sobre el sermón? ¡Oh! si pasaran tarjetitas como la que hay en algunos restaurantes: ¿cuál es su opinión acerca de nuestro servicio? La iglesia que quiere ser relevante debe aprender a escuchar.

Add a Comment

Your email address will not be published.